La sopera casera de pollo es un plato tradicional que se transmite de generación en generación. Es muy fácil de realizar, incluso por personas que no tengan experiencia en la cocina, y muy nutritivo, además de presentar un sabor muy rico, que no deja indiferente a nadie.

Ingredientes

1 carcasa de pollo
Fideos
2 traseras de gallina
Sal
1 puerro
Agua
3 zanahorias
4 ramas de perejil
1 cebolla

Cómo Preparar Sopa Casera de Pollo

Para hacer una riquísima sopa casera de pollo, lo primero que debemos hacer es pelar y lavar todas las verduras. También prepararemos la carne, limpiándola muy bien. Introducimos todos los ingredientes, menos la sal, en una cacerola lo suficientemente amplia y los cubrimos con agua.

Ponemos la cacerola a fuego medio y, cuando comience a hervir, bajamos un poco el fuego y dejamos que se vaya haciendo el caldo, que estará listo en unas dos horas, aproximadamente.

Después, retiramos del fuego y sacamos de la olla las verduras y la carne. Procedemos a colar el caldo. Si queremos desgrasarlo tendríamos que dejarlo unas horas en el frigorífico, para retirar posteriormente la grasa con la ayuda de una cuchara.

Trituramos las verduras y añadimos un par de cucharadas al caldo. Si queremos, opcionalmente, podemos reservar una zanahoria, cortándola en trozos para después incorporarlos a la sopa.

A continuación, ponemos la cacerola con el caldo al fuego y, cuando comience a hervir, añadimos los fideos y un poquito de sal. Dejamos que se haga la sopa y, cuando esté hecha, le añadimos el pollo desmigado y los trozos de zanahoria. También podemos espolvorear un poquito de perejil bien picado. ¡Deliciosa!